Sublimación

La impresión por sublimación es una técnica que permite crear productos personalizados para impulsar la estrategia de marketing de tu negocio. Al mismo tiempo, si deseas tener un producto propio para tu uso personal o para regalar, también podrás contar con nuestro servicio.

¿Buscas promocionales originales?, da un vistazo a estos..

Ventajas de la impresión por sublimación

A continuación, destacamos las principales ventajas de la técnica de impresión por sublimación.

Flexibilidad

A comparación de la impresión tradicional, la impresión por sublimación ofrece mayor

flexibilidad. Permite realizar trabajos en materiales de maneras excepcionales e incluso se puede imprimir diferentes variaciones de color o diseños completamente diferentes dentro de la misma tirada.

Antes de la impresión digital, reproducir imágenes en estos artículos (por ejemplo en camisetas), se requerían laboriosos procesos analógicos, tales como la serigrafía. La tecnología de impresión analógica es cara cuando se trata de imprimir cantidades pequeñas, debido a la inmensa cantidad de tiempo en la preparación del proceso y equipamiento para la producción. Por lo tanto, si todo lo que necesita es una, o incluso media docena de puntos impresos, impresión analógica va a ser cara y consume mucho tiempo.

En cambio, la impresión sublimación de tinta, es rápida y económica tanto en la configuración como la producción. Por lo tanto, esta es una opción ideal para la creación personalizada de artículos únicos o para la producción en masa de una variedad de productos personalizados.

Durabilidad de la impresión

La impresión por sublimación de brinda colores permanentes en diseños con grandes detalles que están incrustados en el sustrato o tela, en lugar de estar impresos en la superficie. Por esta razón, las imágenes sobre la tela no se desvanecen o ni se agrietan, incluso después de múltiples lavados. Por otro lado, las imágenes impresas por sublimación sobre superficies duras no se saltan ni presentan rasguños.

Variedad de superficies de impresión

Aunque este tipo de impresión es hecho sobre materiales que contienen polímeros, principalmente superficies sólidas, puede también trabajarse con telas revestidas, como algodón, lana o seda.

Precisión

La tecnología de las impresoras de sublimación brinda un gran control en la forma y el tamaño de las gotas de tinta. Los detalles de la imagen obtenida serán precisos, ya que las gotas de tinta pueden tener tamaños minúsculos, con una densidad uniforme.

Creación de prendas deportivas

La impresión por sublimación permite crear prendas deportivas personalizadas. Si deseas crear la indumentaria de un equipo deportivo completo, las prendas fabricadas con poliésteres son perfectas para la aplicación de esta técnica. Los diseños de las prendas resistirán al uso cotidiano. Al mismo tiempo, con esta técnica pueden imprimirse de una sola vez todos los artículos para el equipo o también personalizar la indumentaria de un individuo en particular.

Creación de objetos para decoración interior

La sublimación se ha utilizado desde hace varias décadas para aplicar imágenes a la tapicería, cortinas, pantallas de lámparas, alfombras, cojines, muebles, persianas y otros objetos.

Debido a los altos costos y las limitaciones de los procesos de impresión tradicionales, la sublimación de imágenes fotográficas de calidad fue empleada en artículos para el hogar. En la actualidad continúa expandiéndose la cantidad de productos sobre los que se puede imprimir con sublimación, ya que pueden abarcarse superficies más extensas.

¿En qué consiste la técnica de impresión por sublimación?

La impresión de sublimación de tinta es una técnica de impresión digital que aplica la tinta para formar las imágenes sobre superficies de poliéster y polímeros, u otras recubiertas con estos materiales.  El proceso utiliza la técnica de la sublimación, en la que el calor y la presión se aplican a la tinta, convirtiéndola en un gas, sin pasar por la fase líquida.

En primer lugar, se crea una imagen con un software de diseño, que se imprime sobre el papel de transferencia especial utilizando tintas sólidas. Esta impresión es realizada con inyectores piezoeléctricos, que emplean la electricidad para fragmentar la tinta en partículas minúsculas. Esto es determinante en la excelente calidad de impresión por sublimación.

A continuación, se aplica el papel con la imagen sobre el elemento que será decorado. Luego se coloca el papel en una prensa de calor con la superficie a ser sublimada. El calor tiene una doble función: cambia de estado las partículas de la tinta y abre los poros en la superficie de impresión. Las tintas más comunes utilizados para la sublimación se activan a 350 grados Fahrenheit. Sin embargo, una gama de 380 a 420 grados Fahrenheit es utilizada normalmente para que el color obtenido en el producto terminado sea óptimo.

De esta manera, las tintas de sublimación se transfieren del papel a cualquier

fibra de polímero dentro del sustrato. Después de sólo un minuto, el calor es eliminado y el papel se despega, dejando una imagen de color permanente, completa sobre la superficie elegida. El resultado final del proceso de sublimación es una impresión a todo color casi permanente, de alta resolución. Debido a que los colorantes se infunden a nivel molecular, en lugar de aplicarse a un nivel superficial (tal como con la serigrafía o la impresión directa en prendas de vestir), la impresión no se agrieta ni se desvanece en condiciones normales.

¿Qué necesitas para que podamos crear tu producto personalizado?

El primer paso es crear o preparar una imagen para la sublimación. Para esto, puedes utilizar distintos programas. Las opciones más populares de software son Adobe Photoshop y CorelDRAW. También puedes utilizar Illustrator, Photoshop Elements y Paintshow. Todos estos programas son diseñados específicamente para crear y editar imágenes gráficas, aunque cada uno tiene su propia y única características.

Para la creación de la imagen que será sublimada en el producto, ten en cuenta que necesitas generar una de alta calidad. Por esto es necesario que utilices imágenes de la más alta calidad posible, si es que vas a editar una, o que crees una de alta resolución si comienzas tu proyecto desde cero. De esta manera, el proceso de sublimación va a reflejar perfectamente la imagen que deseas imprimir. Para que los colores en el producto terminado sean totalmente fieles a los de tu proyecto, recuerda trabajar con el perfil de color CMYK, ya que es el que corresponde a los colores de tinta.

Luego, sólo necesitas guardar tu archivo de imagen en una unidad USB y elegir la superficie de impresión. Por lo general, suelen utilizarse superficies claras para obtener el producto final. Esto se debe a que las tintas se hacen transparentes al ser sublimadas. Por lo tanto, el blanco es el mejor fondo para que la gama de color sea visible y, lo más importante, para que exhiba su plena vitalidad. Cualquier otro fondo mucho más oscuro puede entrar en conflicto con uno o más colores, haciéndolos invisibles y opacos.

Es posible sublimar sobre superficies que no son de color blanco, siempre y cuando los colores de impresión sean predominantemente más oscuros que el color de la superficie de impresión. Por ejemplo, pueden imprimirse letras en negro sobre una tela roja. Sin embargo, esto no es recomendable para fotografías, logotipos o gráficos detallados de varios colores, ya que muchos de los colores de la imagen se perderán en el color de la superficie.

Nosotros nos encargaremos de darte un producto personalizado para regalar o promocionar tu marca. Podemos imprimir sobre diversos artículos, como platos, camisetas, gorras, tazas y llaveros, entre otros.