Grabado Láser

El grabado láser es una de las técnicas más novedosas del mundo de la publicidad y la fotografía por la excelente terminación que brinda sobre las superficies trabajadas.

¿Buscas artículos para decoración de interiores?, te recomendamos estos productos innovadores y únicos.

¿Qué ventajas ofrece el grabado láser?

A continuación, describimos las ventajas más importantes de esta técnica.

El grabado por láser produce una nítida marca permanente, muy detallada, de hasta 1200 puntos por pulgada. El rayo láser es tan delgado que su diámetro es más pequeño que un cabello humano. Esta herramienta, por lo tanto, brinda un nivel de detalle muy preciso en los trabajos realizados.

Los láseres ofrecen una manera extremadamente rápida de personalizar los productos. Con un sistema de láser, si deseas grabemos varias piezas, podemos crear rápidamente una plantilla para asegurar copias exactas. Al poner la plantilla en el láser, grabaremos tantas piezas como puedan caber en la mesa de grabado. De esta manera, te aseguramos que tendrás tu pedido listo rápidamente.

La calidad del grabado láser se mantiene, incluso a las velocidades de trabajo más altas de la máquina. Al no haber contacto físico con la superficie que se va a grabar, el láser se desliza suavemente a gran velocidad. Por esto, siempre está garantizada la máxima definición en el producto terminado.

El rayo láser desgasta el material sobre el que se efectuará el grabado o corte. El nivel de la profundidad del grabado puede ser desde milímetros hasta varios centímetros, si lo permite la potencia del láser. Un láser puede eliminar el material de manera muy eficiente debido a que el haz de láser suministra energía a la superficie de una manera que convierte un alto porcentaje de la energía de la luz en calor.

¿En qué consiste la técnica de grabado laser?

El grabado por láser es una técnica que no implica el uso de tintas, ni herramientas que hacen contacto con la superficie de grabado y se desgastan, lo que le da una ventaja otras tecnologías de grabado y sobre aquellas que utilizan tintas o puntas cortantes que tienen que ser sustituidos periódicamente. Una máquina de grabado láser tiene  tres partes principales: un láser, un controlador, y una superficie. El láser es un haz que actúa marcando la superficie como si fuese un lápiz. El controlador determina la dirección, intensidad, velocidad de movimiento, y la propagación del haz de láser dirigido a la superficie. La superficie de la máquina atrae el láser para que actúe sobre el objeto que se desea marcar.

El punto en el que el láser toca la superficie es conocido como “punto focal”. Este punto es minúsculo, menor a una fracción de milímetro, dependiendo de la longitud de onda óptica). Sólo el área dentro de este punto focal es afectada cuando el rayo láser pasa sobre la superficie.

Para marcar la imagen deseada, se puede calentar la superficie y posteriormente vaporizarse el material, o el material puede fracturarse y desprenderse de la superficie.

Técnicas del grabado láser

Existen tres técnicas específicas de grabado láser, que describiremos a continuación y brindan distintos tipos de resultados.

Grabado láser 3D

Se diseña una imagen o logotipo en un software CAD 3D. Idealmente, los diferentes componentes pueden tener diferentes tonos de blanco. Esta técnica funciona bien con formas simples que son fácilmente identificables para el observador. Las formas complejas que crean numerosas superficies solapadas pueden confundir al espectador con regiones blancas densas y ocultar la forma real. Esta técnica debe ser usada con moderación por un diseñador que entiende que “menos es más” para obtener un mejor resultado.

Mapa de bits 2D

Es uno de los métodos más comunes de grabado láser para el trabajo sub-superficial y sobre la superficie. Las imágenes se convierten en un “medio tono”, que es un patrón de puntos espaciados para evocar un sentido de tonos a través de la intensidad variable de la imagen. Cuanto más brillante (blanca) sea la zona que desea marcarse, más cerca de los puntos se colocan uno al otro. Las zonas menos densas aparecen con menos brillo,  creando cambios tonales en la imagen. Esta técnica funciona bien con las fotografías que tienen un buen contraste en ellas, así como en los logotipos de uno o dos colores, o incluso para grabar texto. Hay algunas limitaciones de tamaño, ya que algunas imágenes, símbolos y textos necesitan suficientes puntos para ser reconocible.

Mapa de bits 2.5D

Esta es una técnica interesante que combina las ventajas de los mapas de bits en 2D y algunos de la dimensionalidad de modelado 3D. Se basa en el grabado de siete u ocho capas de puntos superpuestas para crear un “blanco” más blanco que el que puede obtenerse con la técnica 2D. Este método funciona muy bien con los logotipos y una cierta cantidad de texto. Algunos retratos creados con el mapa de bits 2.5D pueden parecer deformados cuando se observan desde ángulos sutiles y no generan el efecto visual deseado si no se ve el grabado desde el frente.

Materiales que se pueden utilizar para este tipo de grabado

A continuación, explicaremos cómo trabaja el grabado láser sobre distintos tipos de materiales.

Materiales naturales

El grabado de imágenes en madera es uno de los usos más frecuentes del láser de grabado. El trabajo con maderas duras como el nogal, caoba y arce producen buenos resultados. También se pueden realizar trabajos en maderas blandas, con grabados de menor profundidad.

El cuero puede ser grabado con láser con un aspecto muy similar al marcado al fuego. También pueden realizarse trabajos con látex compuestos de caucho pueden ser, por ejemplo, para fabricar sellos de tinta.

Plásticos

Los moldes de plástico acrílico, láminas de plástico acrílico y resinas, en general, brindan buenos resultados en el grabado con láser. También puede trabajarse con una forma de acrílico fundido diseñado para ser grabado con láser desde el lado posterior. El poliestireno (utilizado en cajas de discos compactos) y algunos de los termoformados plásticos tenderán a fundirse alrededor del borde de la marca del grabado. Esto brinda un resultado que suele ser suave y no tiene contraste de grabado.

Los plásticos que contienen silicato permiten que el exceso de calor generado en el grabado se vaya fuera del material antes de que pueda deformarse. Como resultado, se expone una terminación de color diferente al resto de la superficie.

Otros plásticos pueden también ser grabados con laser, pero recomendamos que nos traigas una pieza de muestra para experimentar.

Metales

Si deseas hacer un grabado en un metal revestido con pintura, esta pintura será eliminada limpiamente y se obtendrá un excelente grabado. Por ejemplo, se puede realizar un trabajo sobre plata recubierta y el láser dará excelentes efectos sobre la superficie.

El aluminio también puede ser grabado, ya que el láser puede penetrar el material. El trabajo terminado tendrá un excelente contraste de colores, sin dejar ningún tipo de imperfecciones.

Por otra parte, también existen metales que tienen un revestimiento especial para ser grabados. En estos materiales, el láser transforma la superficie del metal a un color diferente para dibujar la imagen deseada.

Piedra y vidrio

Cuando un láser actúa sobre el vidrio o piedra, el material se fractura. Esto expone los granos y cristales de la superficie. En el grabado sobre vidrio, suele trabajarse sobre áreas pequeñas, ya que en extensiones grandes los resultados tienden a ser desiguales. Debes tener esto en cuenta al encargar un trabajo sobre estos materiales, que pueden ser apropiados o no para obtener el efecto que desees.

¿Qué se necesita tener en cuenta para encargar un trabajo de grabado láser?

Necesitas crear un diseño con un software  como Autocad, Corel Draw, Vectors o Adobe Illustrator y guardarlo en una unidad USB. Selecciona el material sobre el que quieras que se realice el grabado y nosotros nos encargaremos de hacerlo.